Contacto

Coordinadora del Programa:  Mª del Valle Medina Rodríguez

Correo Electrónico: imeris.vallemr@gmail.com

Teléfono de Contacto: 958 203 071 – 645 962 175

Dirección: C/ Licenciado Vidriera nº 2, bajo. 18008 Granada

La práctica de la Mediación Penal se ha convertido en una buena vía para resolver un importante número de expedientes judiciales. La mediación no es una medida impuesta judicialmente, sino a la que se acoge voluntariamente el o la menor tras el reconocimiento de responsabilidad.

El programa se inicia en Diciembre de 2007, inicialmente y hasta el año 2009, a través de convenios de colaboración en aquel momento entre la Consejería de Justicia y Administración Pública y a partir de 2010 continúa a través de contratos de servicios con la Consejería de Gobernación y Justicia en un primer momento y en la actualidad con la Consejería de Justicia e Interior.

Las personas destinatarias del programa son menores de 14 a 18 años que son derivados desde la Fiscalía de Menores de Granada (en fase presentencial) a tenor de lo dispuesto en el art. 19 de la Ley Orgánica 572000 o desde los Juzgados de Menores de Granada (en fase intrajudicial) a tenor de lo establecido en el art. 51.2 bien para participar en un programa de mediación penal (con participación de la víctima), bien para participar en un programa extrajudicial (sin participación de la víctima).

MODALIDADES DEL PROGRAMA

Soluciones extrajudiciales

Este programa contempla la posibilidad de que el/la menor repare el daño causado a la comunidad mediante la participación en actividades de tipo educativo y/o de carácter benéfico. Estos programas que sólo pueden desarrollarse en fase presentencial, están destinados a aquellos casos donde no existe una víctima o un perjudicado directo de las acciones del menor o bien existiendo, no desea participar en un proceso de mediación.

Objetivos:

  • Ofertar una alternativa extrajudicial eficaz ante la comisión de una falta y/o delito que favorezca la responsabilización del menor sobre su conducta a través de la realización de actividades restauradoras.

  • Reducir al mínimo los perjuicios que habitualmente ocasiona la intervención del sistema judicial en los menores, potenciando el desarrollo de comportamientos responsables y solidarios ante la comunidad dañada.

  • Potenciar el papel de la comunidad en la propuesta de alternativas de solución ante el delito.

  • Posibilitar alternativas a las penas clásicas acordes con el modelo de la Justicia Restaurativa.

Programa de mediación penal

Se pretende que el/la menor que ha infringido la ley, pueda resolver el conflicto mediante un proceso de diálogo con la víctima y la reparación moral, psicológica y/o material a la misma. Este programa puede desarrollarse en fase presentencial (art.19 de la LORPM) o en fase intrajudicial (art. 51.2)

Objetivos:

  • Favorecer la responsabilización del menor ante sus conductas a través del reconocimiento del daño, el diálogo con la víctima y la reparación a la misma del daño causado.

  • Favorecer en el/la menor su reintegración en la sociedad a través de la posibilidad que el encuentro, la escucha, el diálogo y la reparación a la víctima le posibilita.

  • Reducir al mínimo los perjuicios que habitualmente ocasiona la intervención del sistema judicial en los menores.

  • Favorecer el protagonismo de la víctima en la resolución del conflicto que motivó la denuncia interpuesta, a través de su participación activa en todo el proceso de mediación.

  • Prevenir la victimización secundaria posibilitando a las víctimas la expresión de sus sentimientos ante los daños recibidos y evitando las dilaciones inherentes a un proceso judicial.

  • Posibilitar que la víctima sea compensada y/o restaurada de forma satisfactoria por los daños o el malestar generado por el delito.

MARCO TEÓRICO:

Basados en los modelos de la mediación y la resolución/gestión/conducción de conflictos/disputas, las prácticas establecidas por la Justicia Restaurativa y el modelo de Responsabilidad basado en el enfoque del desarrollo cognitivo, el desarrollo sociomoral y la disciplina por reciprocidad.